Home‎ > ‎News‎ > ‎

Beatriz, fisioterapeuta de Madrid, nos cuenta su experiencia con la fundación

posted Oct 26, 2017, 11:19 AM by Unknown user   [ updated Oct 26, 2017, 11:25 AM ]

...y esta es una de las grandísimas razones por las que merece la pena colaborar con la FUNDACIÓN SAN LUCAS. Actualmente necesitan apoyo económico para continuar ayudando a muchos niños con diversidad funcional y mejorar su calidad de vida.

Beatriz, fisioterapeuta

Elisa Marin y yo volvimos de Bolivia con objetivo cumplido, dar y recibir todo lo que el tiempo nos permitió, un intercambio de conocimientos y, lo más importante, de valores tanto dentro como fuera de la profesión. Observamos, aprendimos, intercambiamos y crecimos junto a las personas que formaron parte de esta experiencia.

Conocimos la práctica de la Rehabilitación Basada en la Comunidad (RBC) realizada por la Fundación San Lucas, ya que nuestra labor ha sido sobre un proyecto ya en proceso, con una metodología bastante común en latinoamérica que forma incluso redes de trabajo entre distintos grupos interdisciplinares. La RBC une fuerzas para prevenir, detectar y formar parte del tratamiento de distintas patologías y trabaja por el empoderamiento de las personas con diversidad funcional y sus familias logrando que sean ellos mismos el punto fuerte en la lucha por sus derechos y que, a pesar de la falta de recursos o el aislamiento de algunas comunidades, puedan tener un apoyo sociosanitario mediante visitas espaciadas.

Fueron varios los lugares visitados, desde comunidades bastante aisladas y alejadas como Rio Negro, Pucamayu o Villa jorja a otras más cercanas en la zona sur de Cochabamba. Todo fue muy fácil gracias al buen recibimiento tanto de las familias como del resto de profesionales, Agradeceremos siempre aquella facilidad de abrirte las puertas de su casa con tímidas sonrisas y permitirnos conocer todo desde dentro. También fue divertido improvisar recursos y material con lo que había a mano, como el bipedestador de Soledad con neumáticos.

Agradecer esta experiencia en primer lugar a Francesco Bucci, el fisioterapeuta de la Fundación San Lucas, nuestro guía y un grandísimo apoyo en este viaje; a nuestra gran familia boliviana del “Hogar Danilo Gotti” por hacernos sentir como en casa a tantos kilometros, al mismo Danilo por su grandísimo papel allí, a la Fundación San Lucas Bolivia y los que forman parte de esta por lo aprendido; a la Fundación Atendi por su acogida como unas más y a sus niños por cada sonrisa; a cada persona que se nos cruzo en tierras Bolivianas porque todas y cada una fueron importantes para hacer la experiencia un poquito mejor y a la mejor compi de viaje que podía haber tenido Elisa Marin, mil gracias.

Beatriz Cabo Rios, fisioterapeuta-kinesióloga

Comments